20 febrero 2012

The Man Who Sold The World - Nirvana


Las vueltas de la vida, una recurrente depresión, problemas de salud y adicción a la heroína, hicieron un cocktail fatal que un 5 de Abril de 1994 tuvo su trágico desenlace, con Kurt Cobain decidiendo terminar con su vida, a la emblemática edad de 27 años.

Con los años su figura fue creciendo hasta convertirse en un mito del Rock y hoy su imagen sigue tan vigente como en sus años de Nirvana, esa banda que rompió con los esquemas, que fusionó al punk con el rock y lo hizo más accesible a las masas, sobretodo a partir de Nevermind (1991).


Hoy 20 de Febrero, Cobain estaría cumpliendo 45 años y ese número genera cierta melancolía. Por siempre joven, inmortal, uno se pregunta qué hubiera pasado si no se hubiese quitado la vida. Qué habría sido de Nirvana, del rock, qué más habría hecho. Son todas preguntas teóricas, obviamente.

Viendo el documental de Pearl Jam, PJ20, hay un tramo en el que se lo recuerda a Kurt y se trata la relación de ambas bandas. Dos escenas en particular son las que más llegan. La primera es de un recital de Pearl Jam, ese 5 de Abril del '94, luego de que se supiese la triste noticia. Se podía ver a la banda muy triste, y a un Vedder dedicándole palabras y afirmando que si en ese momento ellos estaban ahí, se debía en gran parte a ese señor. La otra escena nos lleva a la actualidad y nos vuelve a mostrar a Eddie, con más arrugas pero igual de pensativo, reflexionando sobre qué hubiese pasado si Cobain estuviese vivo... La conclusión es que le habría gustado mucho vivir esta etapa. 

Siguiendo con lo que dijo Vedder, asumo que se refería a que después de la tormenta que fueron esos primeros años de explosión de bandas de Seattle, de tanta prensa y consumismo mediático, de una industria que glorifica imágenes como las de Eddie o Kurt y al mismo tiempo, de un día para el otro, los desechan por la nueva figura, fresca, que vende más, el pasar los 30 y acercarse a los 40 significa un salto de madurez. Significa dejar de lado las locuras del adolescente y "nuevo adulto", limpiarse de las drogas y realmente disfrutar de la profesión, de hacer música, de recorrer el mundo conociendo a sus fans.

Por eso hoy en Mi Tema del Día recordamos a Kurt Cobain en uno de los momentos más íntimos que hayan quedado grabados de él y su banda en vivo.

El MTV Unplugged (1994) de Nirvana es de los mejores que hay dentro de su clase, ya que logran un sonido muy distinto al que acostumbraban hacer en su shows. El tema, un cover del incomparable David Bowie, es una verdadera joya. Es una de esas canciones que uno no se cansa jamás de escuchar.

2 comentarios:

  1. Una perdida enorme, al día de hoy sigo preguntandome como fue que se nos murió Cobain.
    El como hubiera sido su música ahora, de no haberse suicidado, es un interrogante terrible...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que fue una pérdida enorme. Pero nos queda lo que hizo, que sirvió de mucho.
      En el post de hoy la sigo ;)
      Stay tunned.

      Abrazo!

      Eliminar