14 noviembre 2011

Pearl Jam: El Amor Está Intacto


Si me costó escribir sobre el recital de Chris Cornell, hilar pensamientos para relatar lo que fue el show de Pearl Jam anoche en La Plata me resultó una tarea imposible durante una buena parte del día. La manera que encontré para lograrlo fue haciendo una cronología de mi Domingo, desde que salí de Buenos Aires hasta que terminó el show. A veces el orden lleva a poder conseguir ese resultado final tan esperado.

El Comienzo

La procesión a La Plata comenzó a las 3pm con dos amigos, Gusti y Fido (sí, como el de la 7-Up). Quizás para algunos sea un sacrilegio que use un término asociado a una peregrinación religiosa para describir el inicio de mi viaje hacia un recital de rock, pero para mi no fue un show cualquiera. Al que alguna vez se le puso la piel de gallina de solo escuchar una canción o a la gente corear y cantar ESE tema que tanto te emociona, seguro que me entiende.

Una vez en la ciudad de las diagonales, y aprovechando el día espectacular que hizo, buscamos pasto en compañía de Josefina, una chica que conocí en Marzo de este año haciendo el Camino del Inca a Machu Picchu, quien nos recibió con mate y una torta muy rica. 

El Aperitivo

Tipo 5 o 6 de la tarde, ya estábamos en el estadio tirados en el piso esperando la presentación de la banda soporte, X. No voy a disimularlo. Hasta anoche no los conocía, ya que mi crianza  musical fue esencialmente metalera. Obviamente sabía que venían, pero no me había molestado en buscar algo de su música. En cuanto empezaron a sonar los primeros acordes, me cayeron muy bien. Una vez que conecté lo que escuchaba con lo que veía, quedé completamente atrapado. Mientras de fondo sonaba un punk rock muy prolijo, enfrente tenía a un grupo de personas que tranquilamente podrían mis viejos, tocando con muchísima fuerza. Nota aparte para Exene Cervenka, cantante de X, que con 55 años, se movía y cantaba como una chica de 25 años, en un estado de trance absoluto. Su show lo cerraron en compañía de ni más ni menos que Eddie Vedder, a quien se lo vio muy alegre, cantando y bailando al ritmo de la música. 

Hoy con Wikipedia a mi disposición leí sobre la banda y entendí todo. En pleno festejo por los 20 años de vida de Pearl Jam, traer a una banda histórica del punk rock es un guiño a su pasado y a sus influencias, que tanto tienen que ver con este presente tan exitoso que se encuentran viviendo los PJ.

Primer Plato

Si en el estadio ya se sentía la tensión de la espera, luego de verlo a Vedder la gente -y me incluyo- empezó a inquietarse con el correr de los minutos. A las 9pm se notaba en las caras que todos queríamos que empezase. Pasaron unos pocos minutos y con Hendrix de fondo dije "termina este tema y arranca", ya no se puede pasar otra canción ambiental después de Jimi... Y no me equivoqué.

Los primeros acordes de Release, del disco Ten (1991), ayudaron a liberar la tensión. Como no podía ser de otra manera en plena gira de 20 años, fueron repasando su discografía. Le siguieron Go de Vs  (1993), Corduroy de Vitalogy (1994), Hail Hail de No Code (1996), Given to Fly de Yield (1998) para hacer un salto al presente y tocar The Fixer y Amongst the Waves de Backspacer (2010). Luego de Immortality, llegó la primera explosión del público con Even Flow.

La primera parte del show transcurrió de esa manera, haciendo muchos saltos y repasando temas de todos sus álbumes. Do The Evolution fue una bomba, con un estadio entero coreando cada acorde, algo que se repitió con Jeremy y Porch, antes de un break de 3 o 4 minutos que parecieron eternos.

Lo que puedo marcar de esta primera parte es:

- Adelante de todo no se escuchaba bien. Nuestros cantos tapaban la voz de Vedder y la guitarra de McCready se escuchaba muy baja.
- El poder haber estado tan cerca de los músicos me permitió ver sus caras, que en muchos momentos expresaban un leve descontento por esa situación, pero rápidamente cambiaban ya que la conexión con el público era impresionante. 
- Vedder ofició de maestro de ceremonias y nosotros respondimos ante cada mueca suya. Los saltos de Jeff cual veinteañero, las sonrisas de Stone, los ojos bien cerrados de Mike y la potencia de Matt. Detalles que valen muchísimo...
- Eddie Vedder es el Jim Morrison de la actualidad.


Segundo Plato

Durante el primer break se podían ver a los asistentes correr por todo el escenario cambiando micrófonos y preparando todo para la vuelta, que comenzó con Just Breathe y sin ningún problema de sonido. El estadio la cantó de principio a fin. La interpretación de Vedder emocionante.

Durante esta etapa llegó el habitual recuerdo de los Ramones, amigos de Eddie y gran influencia suya. Aclaró que a los Ramones siempre les gustó tocar en Argentina y que nos querían mucho. Acto seguido sonó I Believe in Miracles y todos deliramos de la emoción, que los Pearl Jam se encargaron de mantener bien arriba con State of Love and Trust bien pegadita al cover de los Ramones.

Cerraron con una agresiva Blood en el que se armaron muy buenos pogos, y luego un cover de George Clinton, Atomic Dog.

Postre

La última parte del show fue impresionante y acá se me nota el fanatismo. Armónica en mano de Vedder, arrancaron con Smile. Sería quizás una obviedad decir que se nos dibujó a todos una sonrisa, pero fue realmente lo que pasó. Mirabas alrededor y veías caras de placer total. Mi amiga Sole me confesó que antes de que empezara el recital, ella pensó que quería que tocaran este tema. Y no sólo lo tocaron, sino que nos lo dedicaron a nosotros, el público...

Luego le llegó el turno al cover de Pink Floyd, Mother y qué puedo decir... soy ultrafanático de Floyd. Mother fue la segunda canción de ellos que aprendí a tocar en la guitarra (no es muy complicada, lo se, pero fue justamente por eso que la elegí en aquellos comienzos hace casi 10 años). 

Después llegaron los puntos más emocionantes de la noche. A Mother le siguió la siempre desgarradora Black, una de las canciones de amor más crudas que debe existir; y una versión increíble de Better Man, que en el medio mecharon con I Wanna Be Your Boyfriend de los Ramones, y Save it for Later, de English Beat.

Las últimas cuatro fueron una aplanadora. Why Go, Alive, Rockin' In The FreeWorld de Neil Young y la clásica de clásicas, Yellow Ledbetter, con Vedder sonriendo mientras se prendía un cigarrillo, un Mike McCready que con sus ojos cerrados improvisaba un Little Wing. Mientras tanto Stone Gossard se calzaba una camisa escocesa y Jeff Ament se sacaba orgulloso la camiseta de Fabricio Oberto de la Selección Argentina de Basket. Las canas de experiencia de Boom Gaspar no podían ocultar su cara de emoción, la misma que nos mostró en el 2005 en Ferro. Y por fin pudimos verlo a Matt Cameron, batero de Soundgarden y Pearl Jam, tirando besos y saludando a la gente.

¿Qué puedo agregar?

Fue un recital emocionante, desde que saqué la entrada hasta hoy inclusive. Las semanas previas y la ansiedad de ir contando los días que faltaban. 

Los recuerdos van llegando de a poco. Los detalles...

A diferencia de lo que pasó hace seis años, este recital lo pasé todo bien adelante, saltando con cada uno de los temas rockeros, sintiendo cada tema lento, apropiándome de las letras y cantándolas como si fueran mías. 

El ver las caras de cada uno de los músicos y verlos tan a gusto con el público. Y al mismo tiempo mirar a la gente y notar que la conexión era recíproca, que era un ida y vuelta de energía que se iba retroalimentado en un loop de casi 3hs.

Por momentos me brota el pensamiento cliché del argentino, de que somos el mejor público de rock... ¿Y saben qué? Fue Vedder el que dijo en tono de broma "la próxima vez nosotros les vamos a pagar a ustedes para tocar", mientras que seis años antes no caía del asombro de ver a miles de persona corear los partes de guitarra... Si Ferro tuvo la emoción de ver por primera vez en el país a Pearl Jam, La Plata tuvo el honor de reafirmar el amor incondicional que este público tiene con ellos.

Hoy no hay tema del día. Pearl Jam los tocó todos anoche.

Gracias por leer. Y gracias Pearl Jam por existir.

5 comentarios:

  1. Me emocioné.
    Ya ni palabras encuentro para describir lo de anoche...

    ResponderEliminar
  2. @viajeauqbar Creo que todos los que fuimos sentimos lo mismo. Emoción pura. No alcanzan las palabras para describir lo que fue y sigue siendo...

    ResponderEliminar
  3. Un show hermoso... los amo... Y ya se los extraña y necesita...

    ResponderEliminar
  4. impecable july!!!, has logrado transmitirme la emoción que buscaba, me trasladaste al lugar y me hiciste vivirlo de alguna manera, Gracias!!!!

    ResponderEliminar